Es el máximo galardón del Carnaval, se entrega en cada edición a un personaje carnavalero, por toda una vida dedicada a la Magna Fiesta riosuceña.