Página final de la Literatura Matachinesca en la noche en la noche de miércoles. El Diablo anuncia por boca de matachines su herencia, su gratitud o su castigo, en un recuerdo bilesco de la fiesta.