Gobierno soberano del pueblo de Riosucio durante la fiesta. Constituye una parodia política con los dignatarios y con leyes propias que ordenan fraternidad y alegría a través de la Literatura Matachinesca.