Son bailes populares al aire libre, realizados en determinados lugares de la ciudad. Cada noche del Carnaval, después de los actos del ritual, el pueblo se reúne para bailar y disfrutar, al son de diferentes orquestas.